WHAT DREAMS MAY COME | Ibrahim Al Hammami, de Jordania, alcanza el rango de Diamante Azul con Success Factory – Dagcoin.
349855
post-template-default,single,single-post,postid-349855,single-format-standard,eltd-cpt-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,moose child-child-ver-1.0.0,moose-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Ibrahim Al Hammami, de Jordania, alcanza el rango de Diamante Azul con Success Factory – Dagcoin.

Publicado en Business For Home: Ibrahim Al Hammami From Jordan Achieves Blue Diamond Rank At Dagcoin – Success Factory

Siguiendo los informes recientes en nuestra página sobre la última convención de Success Factory en Estambul, Turquía, donde varios Diamantes de la región de Medio Oriente recibieron su reconocimiento y compartieron sus testimonios, en el artículo de hoy, repasaremos otra historia que viene de Jordania.

Ibrahim Al Hammami, muy joven pero hábil, es miembro del conocido ya equipo de las Águilas, una rama muy activa del equipo global Success4All, fundado y dirigido por Igor E. Alberts y Andreea Cimbala. Con tan solo 20 años de edad, ya se enorgullece de tener 4 años de experiencia en el network marketing y un rango de Diamante Azul. Su upline y mentor, Ahmad Rabaia, reconoce que Ibrahim es tan apasionado por la industria y su trabajo que es muy probable que se convierta en la próxima superestrella de Success Factory.

Ibrahim nos cuenta que sus inicios en el negocio del network marketing fueron muy difíciles. Hablando de esos tiempos, incluso los llama “la cárcel y el infierno”. En verdad, según sus palabras, no solo no recibía ningún tipo de apoyo de parte de su familia y amigos, sino que también recibía castigos su estricto padre que no quería aceptar el hecho de que su hijo iba a participar en el network marketing. Tanto que había días en los que Ibrahim ni siquiera volvía a casa por la noche.

Eso fue hasta que Ibrahim se enteró de Success Factory, una compañía, como él dice, con todo lo que cualquier networker podría desear. Una vez que comenzó en el proyecto, su éxito se disparó, y en menos de un año, Ibrahim se había convertido en el Diamante Azul logrado más joven de la compañía. Ahora puede cuidar financieramente a su familia y ayudar a otras personas a salir adelante. Y este último es de especial importancia para Ibrahim:

El network marketing es una industria maravillosa. No solo puedes pasar de cero a ser un héroe en tu vida, sino que lo más importante para mí es que puedo cambiar la vida de otras personas. Es difícil sobrevivir cuando no recibes el apoyo de los tuyos, ni siquiera de tus amigos, así que para mí, lo mejor del network marketing es que todas las personas que te rodean siempre te ayudarán y te alentarán a hacer tu mejor esfuerzo y alcanzar tus objetivos. No hay límite para tus sueños en el network marketing!

Ibrahim nos cuenta su experiencia en Success Factory hasta el momento:

En primer lugar, me sorprendieron los resultados que la gente tenía en esta compañía en particular. En ese momento estaba en bancarrota, así que decidí unirme e intentarlo. Y no me equivoqué. Aprendí mucho, aprendí cómo para trabajar duro, pero también para ser inteligente, cómo liderar con el ejemplo y convertirse en un verdadero líder, cómo ser flexible en mis pensamientos y cuando trato con personas. Mi equipo ahora trabaja en más de 20 países en todo el mundo, y soy uno de los top earners de la empresa.

 Admiro a Success Factory por su honestidad, transparencia e integridad. Los fundadores de la compañía, Kris Ress y Nils Grossberg, realmente hacen lo que prometen, y les estoy muy agradecido por haber creado una oportunidad para todos los que quieran cambiar su vida. Estoy orgulloso de ser parte de Success4All, es un equipo increíble que ayuda a todos a tener éxito. Un agradecimiento especial a Igor Alberts y Andreea Cimbala, así como a Roald Mailly, Daniel Visser e Iulian Cimbala, que son grandes líderes y grandes ejemplos a los que hay que seguir.

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.